Don Carlo

vivienda

La primera vez que asistí a la ópera Don Carlo había bregado duro durante toda la jornada, me sentía medio griposa, salí tarde del trabajo más tarde de lo acostumbrado y, para colmo de males, la obra comenzaba una hora antes de lo habitual, dada su larga duración. Imposible llevar coche a causa de la dificultad para aparcar por la zona. Un taxi, ¡ni soñarlo!, además de caro no era garantía de llegar a tiempo por culpa del atasco que imperaba a la hora de salida de los colegios…. No me quedaba más solución que depender de una combinación entre autobús y Metro. Sigue leyendo

Anuncios

Capriccio

opera1

Clemens Krauss fue el autor del libreto de la última ópera de Richard Strauss, Capriccio -estrenada en Munich en 1942-, escrito con la colaboración del propio compositor, casi octogenario, en el que desarrolla una idea de su amigo, el escritor judío Stefan Zweig, planteando el viejo dilema entre la primacía de la palabra o de la música en la ópera:

“Lleva ya el lenguaje canto en su interior, o la música vive sólo impulsada por él? Una está en el otro y quiere ser el otro. La música despierta sentimientos que impelen a la palabra. En la palabra vive un ansia de sonido y de música”. (Richard Strauss y Clemens Krauss: “Capriccio”. Escena VI). Sigue leyendo

El canto del cisne

evalucion

Imposible pasar por alto la ópera Falstaff compuesta por mi operista favorito, Giuseppe Verdi; opera que nada tiene que envidiar a la mejor obra cómica de Mozart, otro de mis compositores preferidos. Esta ópera resultó el canto del cisne de un compositor casi octogenario que, basándose en un magnifico libreto de su amigo Arrigo Boito, que superó las fuentes shakesperianas, compuso una obra alegre, juvenil, de fino y vigoroso humor al mismo tiempo, estrenada en el Teatro de la Scala de Milán el 9 de febrero de 1893 y en el Teatro Real de Madrid el 10 de febrero de 1894. Sigue leyendo

La Calisto

Hace días asistí a la ópera “La Calisto” en el Teatro Real, del compositor veneciano de la etapa barroca, Francesco Cavalli, libreto de Giovanni Faustini, basado en el “Libro ll de “Las Metamorfosis” de Ovidio.

Al ver que, en el último minuto antes de comenzar la función, el aforo no llegaba a la mitad, pensé que poco podía esperar de la obra… Pero me equivoqué: por lo pronto el escenario (salvo durante un corto prólogo) gozó de una luminosidad un tanto psicodélica a la que estamos poco habituados los asistentes al Real; y los personajes que aparecían en escena, no iban totalmente uniformados -como en óperas anteriores- sino que vestían los más variopintos ropajes. Aunque diferentes en la  temática, la obra me hizo recordar “El sueño de una tarde de verano” (o “El sueño de una noche de San Juan”, que parece ser lo correcto), de Shakespeare.  Tal vez se debiese a los enredos amorosos entre seres humanos y  quiméricos y las pasiones ambiguas generadas por las artimañas de unos y otros. Sigue leyendo

Las óperas de Briten que tuve ocasión de ver

Después de asistir a la representación de “Gloriana” he de reconocer que Benjamín Briten es un operista de excepción, además del mejor compositor de su época, abarcando prácticamente todos los ámbitos de la música seria.

La primera ópera a la que asistí de este autor -“Peter Grimes”- y también la primera que compuso, me causó cierta desazón. Al principio ni siquiera llegué a entenderla, hasta que fui ahondando en la identidad de los personajes a los que Briten dio vida, tan opuesta a la mentalidad de la gente del entorno en qué se desenvolvían, incapaz de comprender lo distinto -rasgo común en los protagonistas de sus óperas- siendo los sentimientos y actuaciones de sus héroes, tan diferentes a los de la gente que los rodea, la causa de unos conflictos que terminan en tragedia. Como le ocurrió a Peter Grimes, un pescador al que no veían con buenos ojos los habitantes de una pequeña localidad marinera del Mar del Norte. Sigue leyendo

Dios nos colla confesados

Después de asistir a la ópera “Carmen” en el Teatro Real, recordé la última representación de Wozzeck con el mismo director de escena: Calixto Bieito. En esta ocasión salí del Teatro alucinada, crispada y con el estómago revuelto. En el autobús de regreso a casa, a falta de otra cosa comencé a escribir sobre el mismísimo cuadernillo de la sinopsis lo que pensaba de aquella puesta en escena preguntándome cómo los responsables del Real la habían permitido. Ahora que acabo de comprobar que la escenografía de la ópera “Gloriana” de Briten será llevada a cabo por el mismo escenógrafo, sólo me queda exclamar “Dios nos colla confesados”, expresión utilizada en Galicia cuando las cosas se ponen feas. Sigue leyendo