Tiempo de meditación

 

Hoy que el momento caótico que nos toca vivir invita a reflexión, creo que el hermoso poema del Mário de Andrade se presta a ello.

Me lo dejaron en el wassap (adjudicándoselo a Pedro Salinas) y, a pesar de conocerlo, lo había olvidado. Sólo con ver el título recordé gran parte. Lo traslado a mi blog con el deseo de que alguien más lo lea.

Aunque a lo largo de mi vida traté siempre de distinguir entre lo esencial y lo superfluo, la pandemia me está enseñando a valorar todavía más lo que realmente vale la pena tener en cuenta: la entrega a los demás, pues siempre encontrarás algo de ti que puedas compartir.

 

                                         MI ALMA TIENE PRISA

 

Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante que el que viví hasta ahora…

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos, y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a manipuladores y oportunistas.

Me molestan los envidiosos que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros. 

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso  como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…

Sin muchos dulces en el paquete…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana. Que sepa reír de sus errores. Que no se envanezca con sus triunfos. Que no se considere electa antes de hora. Que no huya de sus responsabilidades. Que defienda la dignidad humana. Y que desee tan solo andar del lado de la verdad y de la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas… Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Si… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan… Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y mi conciencia.

 MARIO DE ANDRADE

*Fotografía de Pablo Matera

 

6 comentarios en “Tiempo de meditación

  1. La pandemia ha sido un manotazo en la cara diciendo “¡¡despierta!!”, no estabas donde tenías que estar. Las cosas que antes nos preocupaban y movían nuestro día a día han pasado a ser superfluas, como dices. Estoy de acuerdo en que tenemos que entregarnos a los demás, pero también a nosotros mismos!
    Preciosísimo el dibujo 🙂
    (¡Me faltó el poema!)

    Me gusta

  2. ¡Qué alegría me ha dado tu entrada! Últimamente había perdido tu pista… Por supuesto: ayudar a los demás lleva implícito quererte a ti mismo. No podría ser de otro modo.
    A pesar del encierro, casi no logro tiempo para venir al ordenador. Había escrito un trabajito sobre los acontecimientos que estamos viviendo y se esfumó antes de lograr subirlo al blog. Me ocurre con frecuencia y es muy frustrante. Por eso eché mano de la composición de Mario de Andrade. Me pareció bonita y adecuada.
    La ilustración es de Pablo.
    Un montón de besos virtuales. ¿Podremos dárnoslos de verdad algún día? ¿Qué opináis los científicos…?

    Me gusta

  3. Buenos días Mari Carmen:
    Esta puñetera pandemia nos ha trastocado a todos la vida, pero lo único que nos queda es llevarlo con la máxima resignación posible. Efectivamente, hagamos caso de lo aconsejado por el poeta y no perdamos el tiempo en lidiar con mediocridades, hay muchas cosas interesantes y necesarias con las que ocupar el tiempo, por ejemplo: leyendo a nuestros grandes prosistas y poetas. A pesar de que tú no estás con ellos, por lo menos tenemos la suerte de contar con tu blog. ¡Quien pudiera tener la capacidad de escribir así como tú !.
    Me encanta el dibujo de Pablo. Un abrazo también para él.
    P.D. Estoy leyendo a Julio en “Ruido de ángeles” y no tiene desperdicio. Me encanta.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias, Magdalena, el cariño que nos profesamos hace que me adjudiques propiedades que ni de lejos poseo.
      En cuanto al libro de Julio, estoy deseando leerlo. Desde mi librería lo pidieron a la editorial, pero todavía no me avisaron para ir a recogerlo. Me llamó mucho la atención la enorme cola de gente que había en la calle, cuando lo normal es que los clientes entren a cuentagotas. Eso quiere decir que la pandemia suscita las ganas de leer. Y en libro de papel…
      Echo en falta los paseos de la tarde, pero estoy contenta de haber venido: aquí todavía puedo hacer muchas cosas.
      Por fin hoy he tenido la suerte de ver a los más pequeños, aunque con mascarilla y guardando las distancias. Fue emocionante.
      Bonitiños sonos.

      Le gusta a 1 persona

  4. Realmente tremendo. Pienso en Icíar con el marido enfermo en casa, teniendo que pasar revisión hospitalaria cada dos días; el trabajo; dos niños, el de tres años hiperactivo , difícil de aguantar en un piso pequeño ya que al parque no les permiten bajar…
    Mi cooperación es cocinar lo que puedo. Hoy le ha tocado a una carne asada con salsa de zanahoria y caldo gallego de berzas. Mañana prepararé unas croquetas (el lunes, que mañana es domingo). Procuro cocinar bastante cantidad de aquello que se puede congelar. El marido tiene que seguir un riguroso régimen de pescado blanco y comidas sin grasas. De eso se encarga Carmen.
    Como ves, estamos entretenidas. Me figuro que tú no nos irás a la zaga. Lo malo es cuando hay enfermos en este ambiente hostil. Pero la ilusión no debemos perderla nunca.
    Un abrazo inmenso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .