La flauta mágica

la_flauta_magica

A lo largo del tiempo se han hecho muchas preguntas acerca del significado que Mozart quiso conceder a “La flauta mágica”: ¿Oratorio masónico? ¿Rito para iniciados? ¿Singspiel fantástico? ¿Cuento de hadas didáctico?… Querámoslo o no, todo en “La Flauta” está repleto de referencias y simbología masónicas, cosa nada extraña si compositor y libretista lo eran. Sea lo que fuere, Mozart quiso plasmar sus ideales sobre el amor, la amistad, la sabiduría, la verdad…, dando vida a unos sentimientos representativos de toda la humanidad y no privativos de la hermandad en la que militaba.

En su estructura, la obra es un singspiel con un lenguaje literario sencillo y sobrio, a pesar de su complejidad y los comportamientos de unos personajes que se muestran extravagantes sólo en apariencia. En cuanto al aspecto musical, destacan la sobriedad y la inspiración melódica en todas las situaciones: cultas, religiosas, populares…, adecuándose música y voz de forma magistral, todo ello dentro de una belleza y diversidad ilimitadas. Aunque está configurada como un singspiel, “La Flauta Mágica” es una síntesis de todos los géneros musicales y teatrales en la que abundan las referencias a la ópera seria pese a estar dirigida, en principio, a divertir a un público popular. De todas sus óperas -escrita dos meses antes de su muerte- ninguna la supera en encanto y fascinación. Resultaría arduo comentar las peripecias, dimes y diretes que rodearon la composición de esta fantástica obra, por ello os sugiero que si alguien tiene interés en conocerlos acuda a Internet. Mi pretensión es la de comentar lo que me pareció la última representación a la que asistí.

Por resultar complicado resumir el argumento de esta obra, me limito a transcribir el que aparece publicado en el programa de mano del Teatro Real.

la_flauta_magica

Aunque  “La flauta mágica” es una ópera enigmática con una serie de mensajes filosóficos abiertos a múltiples interpretaciones,  la representación que acabo de presenciar no me convenció: una caótica y repetitiva amalgama de dibujos animados de diversa índole que en algunos momentos recuerdan el pop art, insertos en una película muda de los años veinte en la que los cantantes aparecen enmarcados por una especie de miniaturas luminosas en una pantalla negra que ocupa todo el frente del escenario. Los diálogos son sustituidos por unos enormes caracteres en alemán que llenan la mayor parte de la pantalla, mientras la orquesta interpreta música de Mozart. La escenografía es un calco de la que  la temporada 2015-2016, con los mismos directores de escena, y hasta la repulsiva araña que representa a la Reina de la Noche es una reproducción de la que aparece en la ópera “Roberto Devereux” -ópera de la Trilogía Tudor, de Donizetti- de la misma temporada.

la_flauta_magica

Hay obras que lo admiten todo y ésta es una; pero muchas veces, en busca de mostrarnos innovadores -o evitar gastos- se echa mano del proyector con demasiada frecuencia.

En cuanto a la actuación escénica, buena en general, ya que acomodarse a los espacios luminosos tiene que resultar dificultoso para los cantantes. Muy graciosos y metidos en su papel, Papageno (Joan Martín-Royo) y Monostatos (Mikeldi Atxalandabaso) parodiando a Buster Keaton y Nosferatu, respectivamente. No digo otro tanto de la parte cantada que me pareció poco destacable, a excepción de las tres damas y los tres muchachos, que resultaron bien conjuntados. Lo mismo que los coros. La orquesta, al mando Ivor Bolton, sin nada digno de mención, más parecía la banda sonora de la película en la que se había convertido la ópera.

la_flauta_magica

Cuando asistes en cinco ocasiones a la representación de una misma ópera es inevitable hacer comparaciones. De ésta, recuerdo una Reina de la Noche interpretada por la soprano María José Moreno, con un registro vocal puro que tal vez no alcanzase el “fa” sobreagudo, pero que supo adaptar muy bien al personaje. Y ya que menciono a esta cantante lírica, que, además me cae muy bien como persona: me impresionó la insuperable Marie de “La hija del regimiento”, en la primera temporada del Real.

la_flauta_magica

Conclusión: demasiada proyección de comics y otros dibujos que quieren ser simbólicos. Me parece una forma cómoda de soslayar situaciones de difícil realización.

Tengo que decir en su favor que en ningún momento rozó el mal gusto, siendo una ópera apta para todos los públicos.

 

6 comentarios en “La flauta mágica

  1. Yo también digo lo mismo que Uxue. No entiendo nada de óperas porque nunca he asistido a una, pero tus comentarios son tan buenos que ya nos haces visualizar la obra.
    Muy buena tu entrada, querida Mari Carmen.
    Un besazo desde Palmeira.

    Me gusta

  2. No creas que siempre disfruto, querida Luna A fuerza de asistir con frecuencia a funciones operísticas te vas haciendo más crítica, aunque no seas una entendida. Creo que en una ópera no sólo cuenta el canto: si no está arropada por una puesta en escena adecuada y unos cantantes intérpretes, mejor sería convertirla en concierto. Pero caracterizar actores y entorno es asunto difícil; por eso hoy se echa mano con demasiada frecuencia del proyector y de lo simbólico. Y si la puesta en escena del Real pretendía ser un cuento de hadas para niños, la caracterización de los personajes no ayudó demasiado. A Papageno, por ejemplo, que es un pajarero, cuesta imaginarlo con traje de calle y sin su jaula. El caso es que casi siempre nado contra corriente: como no quiero enterarme de las críticas de los entendidos antes de ver la ópera, parece que no coincidimos. Pero, como “para gusto se pintan colores”, no borro ni una coma.
    Gracias y un abrazo grande.

    Me gusta

  3. Tú siempre dando ánimos, querida Magdalena. La respuesta a Luna también sirve para ti. Repito que la ingerencia de la tecnología en la ópera es abusiva y complica el mensaje, sobre todo para mentes sencillas como la mía. A veces, huyendo de clichés, se cae en ellos.
    Unha forte apreta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .