El elixir de amor

Elisir-de-amor

Aquejada de un proceso intestinal largo y latoso, decidí cambiar la entrada de la ópera “El elixir de amor” para la última representación, con la finalidad de restablecerme de mi dolencia. No resultó difícil el trueque y, ahora, lo entiendo; pero en aquel momento no me paré a pensar si con el cambio saldría perdiendo… Con todo, no me arrepiento del aplazamiento, puesto que dio lugar a mi casi total recuperación pudiendo asistir a la función con buen ánimo.
Sigue leyendo