Remedio eficaz

Martín retiró las gafas y se frotó fuertemente los ojos con el dorso de las manos. Llevaba más de una hora sentado con indolencia en uno de los bancos del jardín, alternando entre el móvil y la tablet sin apenas levantar la cabeza, y comenzaba a notar una fuerte presión en los ojos y en las sienes. Sigue leyendo

Anuncios