La importancia del uno

Quisiera que mi historia alertase a las personas demasiado confiadas -más bien despistadas en grado superlativo, diría yo- para que no les ocurra lo mismo que a mí.

Se acercaba mi cumpleaños y mis hijos me pidieron que fuese pensando en algún regalo que me hiciese ilusión y no se tratase precisamente de una aspiradora, un juego de sartenes o un carrito de la compra, que suele ser lo que pido en ocasiones como ésta. “Se acabaron esos regalos…Tendrás que pensar en algo que desees lucir para realzar aún más tu palmito”. (Quiero dejar claro que lo de “realzar el palmito” no me lo estoy inventando sino que fueron palabras textuales). Entonces pensé en unos pantalones hechos a mí medida ya que la inmensa mayoría de los que tengo son heredados.

Sigue leyendo

Anuncios

Las óperas de Briten que tuve ocasión de ver

Después de asistir a la representación de “Gloriana” he de reconocer que Benjamín Briten es un operista de excepción, además del mejor compositor de su época, abarcando prácticamente todos los ámbitos de la música seria.

La primera ópera a la que asistí de este autor -“Peter Grimes”- y también la primera que compuso, me causó cierta desazón. Al principio ni siquiera llegué a entenderla, hasta que fui ahondando en la identidad de los personajes a los que Briten dio vida, tan opuesta a la mentalidad de la gente del entorno en qué se desenvolvían, incapaz de comprender lo distinto -rasgo común en los protagonistas de sus óperas- siendo los sentimientos y actuaciones de sus héroes, tan diferentes a los de la gente que los rodea, la causa de unos conflictos que terminan en tragedia. Como le ocurrió a Peter Grimes, un pescador al que no veían con buenos ojos los habitantes de una pequeña localidad marinera del Mar del Norte. Sigue leyendo