Una buena ópera: Street Scene

En un período de quince días asistí en el Teatro Real a dos óperas ambientadas en Estados Unidos: la primera “Dead Man Walking” (comentada en este blog) y la otra, “Street Scene”, de Kurt Weill.

En realidad no sabía a ciencia cierta si aquello que estaba presenciando y escuchando (me refiero a “Street Scene”) se trataba de una obra teatral, una revista musical o una ópera. Fuere lo qué fuese, me encantó. Cada uno es dueño de catalogarla desde su personal punto de vista: para mí resultó una obra grandiosa con los ingredientes propios de una gran ópera actualizada, renovada. Sigue leyendo

Anuncios

Ahí va el Hombre Muerto

Ayer asistí en el Real a la ópera en dos actos “Dead Man Walking” (“Ahí va el hombre muerto”, en el argot de los guardias de las prisiones americanas al referirse a un condenado a la pena máxima en el momento en que es trasladado a la cámara de ejecución), primera ópera del compositor estadounidense Jake Heggie, basada en el libro homónimo de la hermana Helen Prejean que ya había sido adaptado al cine en 1995.

No voy a pararme demasiado en la ficha artística ni el argumento de la obra (basado en un hecho real) de los qué podéis informaros largo y tendido en Internet. Trataré de plasmar mi apreciación personal. Poco más. Sigue leyendo