La contrapartida

El anterior episodio me ha hecho recordar otro que, aunque no pueda ser incluido en la lista de los despistes, los dos tienen algo en común que, al tiempo que los une los diferencia.

Regresaba de un concierto —como habréis podido observar los que entráis en mi blog, la música es mi pasión—. Era bastante tarde y, en vez del autobús, mi medio de transporte habitual, tomé un taxi.

Cuando vuelvo a casa en taxi me gusta entablar conversación con el taxista, siempre y cuando capte que el interés es recíproco. Suelen ser charlas intrascendentes, pero, en ocasiones —que no suelen ser pocas—, te encuentras con sorpresas dignas  de ser contadas. Algún día crearé el apartado al que llamaré «Historias en taxi».

El taxista —un hombre entre los cuarenta y cincuenta años— se admiró de que yo tuviese cinco nietos (en esta ocasión no me lo había inventado) y,  servidora, para presumir de lo bien que se conservaba, se echó el farol de que podía tener hasta bisnietos —cosa poco menos que imposible por la edad—.

Mientras le pagaba el importe del viaje, el taxista se volvió hacia mí.

—¿No le importa que encienda la luz? —me preguntó.

—Por qué habría de importarme… —respondí.

El hombre me miró detenidamente. Y sin el mínimo pudor, sentenció:

—Pues tiene usted razón, porque ya tengo yo una hija de veintitrés años.

Anuncios

2 comentarios en “La contrapartida

  1. Yo no sé si te inventas esas cosas tan graciosas, o si te ocurren en realidad, pero sea como sea, son dignas de ser escritas por una mente tan sutil como la tuya. Ja,ja,ja. Me estoy riendo pero
    de veras. El título le va de perlas.
    Besiños querida prima.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.