Antes

Es viejo. Muy viejo. El autobús abarrotado. Trata de cederle el asiento a una joven. Ella rehúsa el ofrecimiento. Él insiste. Intenta levantarse y pierde el equilibrio quedando de nuevo sentado. Algunos viajeros se sonríen por lo ridículo de la situación.

La joven, incómoda, avanza como puede por el pasillo tratando de escabullir el bulto entre los pasajeros.

Y es que antes sucedía así: a la galantería hasta se le permitía caer en el ridículo.

(Todavía quedan caballeros a la vieja usanza.)

Anuncios

3 comentarios en “Antes

  1. Llevaba algún tiempo sin frecuentar mi blog y me ha hecho mucha ilusión. encontrarme con tu comentario. Ello me anima a continuar con las historias del autobús: por ser mi medio habitual de locomoción, tengo muchas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s