Sin arreglo

Ya sé que soy un poco deslavazada en mi manera de presentar los trabajos: como dirían en mi pueblo, «mezclo fabas con castañas». En este sentido, el orden nunca fue mi fuerte. La prueba podéis verla en este blog que, en principio, había sido creado para colgar la reseña sobre la procesión del Cristo de los Navegantes y completarla con «Antología del despiste y otras vicisitudes».

He de reconocer que pierdo más tiempo buscando unas notas que había escrito en el autobús —mi lugar preferido para la lectura (otros se conectan al móvil)— que el que empleé en escribirlas. Suelen aparecer —al cabo del tiempo, claro—, entre las hojas de un libro olvidado. Algunas siguen vigentes. Pero los tiempos cambian a velocidad de vértigo y muchas quedaron obsoletas. De todas maneras pienso aprovechar las que encierren algún contenido, aunque tenga que introducir una nota aclaratoria.

Y, volviendo a la mezcolanza de temas,  me pregunto si la debacle que tengo en mi cabeza afectará negativamente al blog. Son tantas las materias que me gustan que si tuviese que crear un lugar específico para cada una, ¡aviada iba! Si al menos lograse organizar los trabajos por temas…

Intentaré ponerme un poco más al día en esto de la Informática. Lo prometo.

Aunque, volviendo de nuevo a un dicho de mi pueblo, «tarde piaches».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .