Reflexión

Hace muchos años, me preguntaron —suponiendo que creyese en Él—  cómo concebía a Dios. Me paré unos segundos a pensarlo y respondí:

“Como ser antropológico que soy, me figuro a Dios como un anciano de luenga barba y expresión bondadosa, sentado en el suelo y recostado en el tronco de un árbol cerca del cual discurre un río de aguas cristalinas. Yo, sentada a su lado, reclino mi cabeza en su pecho y toda la naturaleza al unísono entona la más bella sinfonía”.

Como veréis, es una concepción un tanto ingenua. Un Dios hecho a mi imagen y semejanza… Ello no excluye que pueda tener otras imágenes —o conceptos— de Dios: podría ser el Todo en el que cada uno tenemos nuestro espacio (usando términos tangibles), algo así como el nirvana budista  —aquí pudieran tener cabida los renacimientos (encarnaciones)—, un estado de calma, de paz interior en el que todos los deseos están cumplidos y ya no necesitas nada más.

Paz…, ¡sublime vocablo!  Por algo se dice “descansa en la paz del Señor”.

Pero, para mí, Dios es Amor. El Amor Originario al que hemos de regresar. No es este un espacio para disquisiciones teológicas, ni tengo capacidad para meterme en terreno tan serio; pero, mirándolo desde la perspectiva del amor, hasta puedo entender el Misterio de la Santísima Trinidad. A mi manera, claro: no voy a creerme más que san Agustín.

¿Recordáis las “pruebas de la existencia de Dios” que estudiábamos en los libros de Religión?: “la causa incausada”, “el reloj sin relojero”…Para mí, la prueba más evidente de la existencia de Dios está en el interior de cada persona. Ese “barrunto fiable de Dios” —como le llama el sacerdote filósofo y teólogo, don José G. Caffarena— que se traduce en las vivencias de sentido, de esperanza…, en ese deseo constitutivo de todo hombre de llegar a la Verdad, a esa Verdad que da sentido a la vida, aún en los momentos más desesperanzados.

No; no “nos perdemos en vano” ni somos “una pasión inútil”. Nos creaste, Señor para Ti…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .