Gracias por ser como eres

Se acerca el día de mi regreso a Madrid y me voy con pena. Y no se debe al  magnífico tiempo del que estamos disfrutando. No. Creo que estas vacaciones están resultando más bonitas, porque conocí a Magdalena: ella  ha sido  el revulsivo, el empujón que necesitaba para perder el miedo escénico y contar mis vivencias de un modo natural en el medio de que dispongo. En realidad ya la conocía de otros veranos —y hasta somos parientes-—,  pero sólo como compañera en las grandes caminatas que nos dábamos un grupo de amigas.

El de este verano ha sido un verdadero hallazgo:

Magdalena es una mujer única, o de las que abundan muy poco: además de sus dotes de ama de casa de excepción, su amor por cualquier faceta del saber la lleva a bucear en todas las fuentes. Con Magdalena se puede hablar de literatura, música, filosofía, pedagogía… Lo que le echen. Y lo hace de una manera humilde, sencilla, sin pedantería. Pero es que, además, su manera de expresarse te embelesa. Lo que ella lee o recita gana en fuerza comunicativa. Ayer tuve la magnífica ocasión de comprobarlo.

Se dice que las potencias del alma son memoria, entendimiento y voluntad. Magdalena anda sobrada de las tres, aunque se queje de su falta de memoria.

Si yo fuese ella, si tuviese su caudal de sabiduría y capacidad de comunicación, trataría de compartirlo con los demás. Creando una tertulia literaria quincenal, por ejemplo. Se podría proponer la lectura de una narración corta en la que participasen todos los asistentes y comentarla después. Sería una manera divertida de familiarizarte con los autores más representativos.

Creo que el secreto de Magdalena radica en el amor que pone en todo lo que hace. Sin ese gran amor que rezuma, aun en la realización de las cosas más pequeñas, sería imposible abarcar tanto y tan bien.

4 comentarios en “Gracias por ser como eres

  1. Querida Mari Carmen, acabo de leer todas las loas que has dedicado a mi persona y te aseguro que se me ha puesto un nudo en la garganta por la emoción que en estos momentos me embarga. Yo sé que no merezco todas estas gracias que me otorgas pero , me ha llegado al alma.
    Yo, sí , que doy gracias al cielo por haberte cruzado en mi camino, eres buena, agradable, y culta muy culta. Pero lo que más e gusta de ti , es tu belleza interior. Tú, ves sabiduría en donde sólo hay ganas de conocer cosas , porque eres una persona excelente y para ti todo lo de los demás te parece mejor que lo tuyo. Pero yo te aseguro que tú , queridísima prima, eres maravillosa en todos los sentidos. Estoy plenamente segura que los Pecados Capitales no han sido hechos para ti. Con lágrimas en los ojos te digo GRACIAS prima. Un montón de cariñosos y agradecidos besos.
    MAGDALENA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .