Pisando fuerte

Era mi primer día de trabajo ­–y también mi primer trabajo— en un centro militar. La noche anterior, dejé colocada sobre una silla la ropa que iba a ponerme para causar buena impresión.

Al llegar a mi destino –con el tiempo muy ajustado, a consecuencia del tráfico y alguna que otra complicación de última hora– encontré el hall del edificio copado por la plana mayor y acompañantes uniformados, como era costumbre en aquella época.

Un tanto azorada, di los buenos días y crucé con paso rápido entre todos aquellos señores. Al momento oí que alguien me gritaba:

–¡Párese! ¡Párese un momento! Lleva algo pegado al zapato. Intentaré pisarlo al tiempo que usted anda, a ver si logro despegarlo.

Yo estaba que echaba chiribitas, ante la inoportuna amabilidad de aquel tío uniformado que tuvo la genial ocurrencia de fijarse en mi pie. Me fastidiaba llegar tarde mi primer día de trabajo y, con su gracia, el tipo lo estaba dejando bien patente.

El hombre colocó su pie sobre lo que arrastraba mi zapato y yo eché a andar. Al ver que no lograba despegarla, después de varios intentos, se inclinó solícito agarrándolo fuertemente con las manos.

–Ande de nuevo –me dijo.

Cada vez más nerviosa, más que echar a  andar, salí en estampida. El hombre comenzó otra vez a dar voces:

–¡Párese! ¡Párese!

Me volví:

Y, ¡horror!: de las manos del militar colgaban unos hermosos pantis. El hombre, con gesto avergonzado, no dejaba de decir, sin soltar las medias: “Lo siento. ¡Lo siento! No era mi intención…”.

Lo cómico de la situación, lejos de aumentar mi nerviosismo, casi me hace soltar una sonora carcajada. Conteniendo la risa, sólo se me ocurrió hacer este comentario:

–¡Pues ya podía buscarlos durante toda la mañana…!

 

PD

Puedo asegurarles que, años más tarde, me ocurrió un episodio parecido en plena calle. Pero no teman: no se lo voy contar. Y hasta una tercera vez…

Desde entonces, antes de colgar mis pantalones, tengo buen cuidado de inspeccionar dentro de las perneras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .