Antología del despiste y algo más

Cuando me jubilé –de esto hace ya la tira y algunos años más-, mis compañeros insinuaron: “Carmen, ahora que vas a disponer de tiempo, ¿por qué no lo dedicas a escribir una antología del despiste?”.

Me reí, pues razón no les faltaba, ya que del tema andaba sobrada. De lo que nunca dispuse fue precisamente de tiempo. Ni siquiera después de mi jubilación, como pronosticaban mis compañeros.

Pero no voy a narrarles ahora las causas de mi falta de tiempo –que fueron muchas y variadas– porque me quedaría sin espacio para lo que realmente quiero contarles, ya que, con el paso de los años, he ido ampliando el cupo de mis despistes y otras vicisitudes.

Y, como pretendo ser fiel a mis peripecias, contándolas tal como ocurrieron, sin ningún adorno añadido –y también por aquello de que una imagen vale más que mil palabras– más adelante pienso echar mano de un magnífico ilustrador que me ayudará a hacer visibles algunos detalles que difícilmente se podrían explicar con palabras. Si no lo hago hoy, es porque está de vacaciones.

2 comentarios en “Antología del despiste y algo más

    • No sé si ha sonado de nuevo la flauta o voy cogiéndole el tranquillo a esto de la informática. Me alegra que hayas mandado tu comentario y me hace mucha ilusión.
      Aprovecho para darte las gracias públicamente, ya que fuiste tú el revulsivo que logró lanzarme a esta aventura por la red.
      Gracias, prima.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .